Codalc

BANERJUSTICIA Y PAZ 2

jubileo baner

BANER AREA DE ARTE 2

V PREDICARTE

Crónicas del V Encuentro del Laicado Dominicano de Centroamérica-PANAMÁ, agosto 2008

Crónicas del V Encuentro del Laicado Dominicano de Centro América  Del 20 al 23 de agosto – Chiriquiri, Panamá

Nos acompañan fray Carlos Sánchez, Promotor de Familia Dominicana de CIDALC y fray Gustavo Villalobos, Promotor de la Familia Dominicana en Panamá.

El Vº Encuentro del Laicado Dominicano de Centroamérica se inauguró con una simbólica peregrinación.  Portando antorchas, velitas y los mapas de nuestros países nos dirigimos cantando a nuestra sala de reuniones.  Luego, fuimos encendiendo luces en el mapa de Centroamérica, expresando nuestro deseo de ser luz dominicana en medio de las complejas realidades de nuestros países.                 

 Las palabras de inauguración del encuentro estuvieron a cargo de Enedina Fuentes, Coordinadora de la Fraternidad Laical San Martín de Porres de Panamá.  Enedina nos expresó la felicidad de inaugurar esta actividad preparada con cariño y pasión por los sueños de Domingo.  Nos recordó que venimos a nutrir nuestra vocación dominicana para después enriquecer la misión que cada uno de nosotros desarrolla.  Con emoción, nos expresó el orgullo de pertenecer a la Familia Dominicana y la responsabilidad que esto implica.                

A continuación, fray Gustavo Villalobos evocó la figura de Santa Rosa de Lima, la primera flor de santidad del continente; nos recordó como una mujer, una laica y una dominica se convirtió en encarnación de la Palabra en América Latina.  Rosa nos lanza grandes desafíos:  ¿qué nos hace falta para tener una palabra iluminadora en nuestra vivencia del laicado dominicano?  Además, nos invitó a que nuestros encuentros se traduzcan en acciones de coordinación, líneas comunes y trabajo compartido; a renovar las presencias laicales dominicanas desde los acuerdos tomados a nivel mundial en el Encuentro de Buenos Aires realizado el año pasado.  

Durante la noche, realizamos algunas dinámicas de integración.  Gaby de Osorio coordinó este momento con el objetivo de crear diálogo y un primer acercamiento entre los participantes.  Esta dinámica se realizó aprendiendo algunos elementos sobre los platillos panameños, una forma de compartir elementos culturales del país anfitrión.  Con gran alegría y muchas expectativas, cerramos el primer día de nuestro encuentro.

 

CRÓNICAS DEL Vº ENCUENTRO DEL LAICADO DOMINICANO DE CENTRO AMÉRICA20-23 de agosto de 2008Chiriquí, Panamá 

JUEVES 21               

   La jornada dio inicio con la oración a cargo de las anfitrionas panameñas.  Nos congregamos en torno a una vasija de barro que poco a poco fuimos adornando con plantas y flores.  Somos vasijas del Señor, pero nos corresponde llenarnos de algo bello para compartir con los demás.  Nuestra vasija se convirtió en un arreglo floral hermoso, lleno de frescura y color.                 

Por la mañana, la delegación de Guatemala compartió su temática en torno a la Pedagogía de los símbolos y de los signos.  La primera parte, en torno a los símbolos,  estuvo a cargo de la teóloga Betzaida Lara; y luego, Luis Carlos Hernández nos habló sobre los signos.  El tema fue sugestivo y nos lanzó una interrogante:  ¿Cómo el laico dominico puede predicar haciendo vivo el simbolismo que hay en la Palabra a través de su propia vida?    

              Después del almuerzo y un espacio de descanso, la delegación salvadoreña desarrolló por medio de dinámicas y trabajo en grupo el tema “Pedagogía de las parábolas”.  Los participantes se divirtieron buscando a sus grupos de trabajo por medio de bailes y risas.  Luego, nos hicieron reflexionar en torno a la temática ¿Qué es la cruz y qué nos enseña?, dejándonos claro que hay que diferenciar entre la cruz del pueblo y la cruz de Jesús.  La cruz del pueblo no es para ser cargada; tenemos que liberarnos y ayudar a nuestros pueblos a liberarse de esa cruz manifestada en la injusticia y el olvido de muchas personas de nuestros pueblos.  Solamente tenemos que cargar las cruces que sí nos conducen a la vida, la cruz de Jesús que nos posibilita la experiencia de la resurrección.                 

En el contexto de nuestro encuentro, compartimos un enriquecedor diálogo con fray Carlos Sánchez.  Él nos invitó a renovar la espiritualidad dominicana desde nuestra vivencia laical.  Nos corresponde discernir los nuevos desafíos que Centroamérica nos lanza desde nuestro carisma.  Este día recibimos la visita de fray Alexis Páez, Prior Provincial, quien nos manifestó su alegría por encontrarnos nuevamente reunidos como Laicado Dominicano.  También recibimos la visita de fray Carlos Flores, Superior de la Casa de San Martín de Porres en David.                

 Por la noche, en actitud contemplativa y en silencio, animados por las laicas de Honduras, reflexionamos personalmente sobre las temáticas compartidas en el día.  Mientras tanto fray Alexis Páez se reunió con los coordinadores del Laicado Dominicano de los diferentes países.                

Concluimos nuestra jornada compartiendo una noche de talentos y cultura centroamericana.  Cada delegación presentó sus cantos, sus bailes y su alegría.  Además, realizamos un significativo homenaje a fray Miguel Méndez quien animó grandemente al Laicado Dominicano en los países en que compartió la misión dominicana; sentimos la presencia y la luz de fray Miguel entre nosotros, y la certeza, que como Nuestro Padre Domingo, intercede por nosotros siéndonos más útil desde el cielo.  En nuestra noche cultural se manifestaron los talentos artísticos del Laicado Dominicano.  Además, cada país compartió algunos dulces propios de su tradición y alguna artesanía, un pedacito de su tierra.  Se nos hizo pequeño el “bolso” del encuentro para todo lo que se nos obsequió.  En medio de una fuerte lluvia nos despedimos para descansar.

 

CRÓNICAS DEL Vº ENCUENTRO DEL LAICADO DOMINICANO DE CENTRO AMÉRICA20-23 de agosto de 2008Chiriquí, Panamá  

VIERNES 22                

Nuestro día inició reunidos en oración y animados por la delegación de Guatemala. Nuestros hermanos nos animaron con sus cantos y oraciones de meditación y agradecimiento a Dios.  En el desayuno entonamos el feliz cumpleaños para Sonia de Ávila, quien este día celebra un año más de vida.                

Por la mañana, le correspondió la temática "Vivencia desde la pedagogía de Santo Domingo" a la delegación nicaragüense. Iniciaron evocando la forma en que el pueblo sencillo de Managua celebra a su patrón "Minguito". Dentro de la dinámica, hubo un espacio en que cada fraternidad laical compartió las pedagogías y mediaciones que han asumido desde su misión dominicana. Se valoró grandemente los espacios de predicación que algunas fraternidades realizan en contextos litúrgicos. Pero también, se evidenció que la predicación laical no se realiza solo desde un ambón sino desde diversas opciones de cercanía con sectores marginales de nuestros pueblos. Las fraternidades coinciden en la necesidad de un estudio serio que nos capacite para dar una Palabra que responda a la realidad de hoy.                

A partir de un documento de trabajo, se realizó un trabajo en grupos con miras a presentar una predicación desde diversas perspectivas. En la presentación de estas predicaciones hubo un gran despliegue de creatividad y mucho contenido en los mensajes desde la dimensión vivencial. Después de una ardua mañana de trabajo y reflexión nos trasladamos al comedor para el almuerzo.              

   Por la tarde, las actividades dieron inicio con la participación de la delegación panameña que dirigió la reflexión en torno a la "Práctica de la pedagogía de Jesús desde el punto de vista del laico". Isolina Jordán y Enedina Fuentes reflexionaron en torno a las figuras de Catalina de Siena y Rosa de Lima como modelos de laicas dominicas. Luego, nos recordaron las fronteras en que se sitúa la misión dominicana desde sus opciones concretas; y los retos de la Iglesia en América Latina desde la perspectiva del Documento de Aparecida.                 

Después se realizó un trabajo en grupos por delegaciones. En este trabajo cada delegación presentó algunas propuestas de concretización de lo propio de las fraternidades laicales, los caminos que debemos recorrer en Centroamérica y las mediaciones que deben de potenciarse para mantener una comunicación fluida entre las fraternidades en Centroamérica que posibilite algunos sueños comunes y mayor eficacia en la misión.                

Nuevamente se recibimos la visita de fray Alexis Páez, Prior Provincial, quien recordó algunos de los acuerdos asumidos por las fraternidades laicales desde la reunión de Buenos Aires en Argentina.  Además nos lanzó un reto, discernir la posibilidad de que un laico asuma mayores retos en la animación y coordinación de las fraternidades a nivel centroamericano con miras a una mayor comunicación entre la provincia y las fraternidades laicales.     

            Por la noche, los coordinadores del laicado centroamericano se reunieron para unificar las propuestas realizadas por cada país, logrando de esta manera llegar a conclusiones que se tratarán de ir cumpliendo.  Mientras tanto, nuestros hermanos de El Salvador animaron el momento de la oración.  Así, nos dispusimos a descansar para disfrutar el día sábado de un día de paseo y fraternidad dominicana.

 

CRÓNICAS DEL Vº ENCUENTRO DEL LAICADO DOMINICANO DE CENTRO AMÉRICA20-23 de agosto de 2008Chiriquí, Panamá   

SÁBADO 23                

 Iniciamos nuestra jornada con la oración matutina dirigida por nuestros hermanos nicaragüenses; fue un momento de reflexión y meditación en donde se resaltó la figura de nuestro Padre Santo Domingo y de nuestra Madre María.  Los cantos fueron expresión de la alegría del Laicado Centroamérica de ser parte de la Familia Dominicana                

 Luego de culminar la oración, pasamos al comedor para disfrutar del desayuno, ahí se nos anunció que el VI° Encuentro del Laicado Dominicano de Centroamérica se realizará en El Salvador en el año 2011.  Le agradecemos al Laicado Dominicano de ese país su disponibilidad para preparar y acoger el próximo encuentro.                

  Posteriormente, a alrededor de las 9:00 a.m. nos dirigimos a las diferentes zonas turísticas que se encuentran en  Boquete.  Nuestro paseo inició en el Hotel Valle Escondido, en donde disfrutamos de la armonía de la construcción con la naturaleza propia de la zona.  Luego, nos trasladamos a las montañas en donde se encuentran comunidades indígenas gnobe bugle que trabajan en los cafetales de la zona.  Visitamos zonas cafetales donde se producen variedades diversas para la exportación, como es el caso del Café Ruiz y el Café Durán, reconocidos internacionalmente.  Además, visitamos las impresionantes cascadas de “Baja Mono”, un área muy visitada que invita a la contemplación de la belleza natural que Dios nos ha regalado.                

 En horas de la tarde nos trasladamos a la capital de la Provincia de Chiriquí, David, donde aprovechamos para recorrer los diferentes centros comerciales y donde nuestros hermanos y hermanas lograron comprar muchos artículos y recuerdos para llevar a sus  familiares y amigos.A las 5:00 p.m. de la tarde nos trasladamos a la Parroquia San Martín de Porres atentida por los Frailes Dominicos.  En el templo parroquial celebramos una misa típica como acción de gracias a Dios por lo vivido en estos días de encuentro.  La eucaristía fue presidida por Fray Alexis Páez, Prior Provincial.  También estuvieron presentes Fray Carlos Sánchez, Fray Gustavo Villalobos y Fray Óscar Valderrama. 

En la celebración, la alegría panameña se expresó en los cantos, las polleras y los bailes propios de esta patria.  Fray Alexis nos expresó que la predicación del cristiano es ayudar a identificar a los demás dónde está Dios, dónde lo podemos encontrar; tenemos que hacer como los primeros discípulos identificar al maestro, para poder llevarlos a Él.  Somos testigos de la alegría y tristezas de los pueblos centroamericanos, quienes buscan la alegría y la paz.  También nos interpeló:  cuáles pueden ser nuestras respuestas ante el dolor del mundo, cómo va a ser nuestra predicación.  Allí está la misión de la familia, cómo hablar de Dios, cómo experimentarlo.  Cómo dice Jesús, he caminado con ustedes y he vivido con ustedes, y ahora quién soy para ustedes.  La predicación de Jesús fue un reto para los que lo seguían, se presentó como alguien distinto, cómo nos presentamos nosotros.                

Concluimos nuestro encuentro con una cena bailable donde degustamos de ricos platos típicos.  Además, nos deleitamos con la hermosa presentación del Conjunto de danzas folklóricas de la Universidad Autónoma de Chiriquí.  Después, la alegría dominicana se manifestó en la pista de baile, donde muchos hicieron gala de sus habilidades.  

               Desde le noche ha iniciado la peregrinación de los participantes hacia las tierras centroamericanas.  Así como inició nuestro encuentro, en peregrinación, así culminó.  Para nosotros, estos días han suscitado muchas experiencias de ánimo para continuar la misión; como dice la letra de un canto compuesto para este encuentro:  “Convocados por Cristo, a seguir el camino, predicando justicia y buscando la Verdad.  Junto a Santo Domingo, hoy queremos unidos ir sembrando esperanza como lo hizo  Jesús”.