Codalc

BANERJUSTICIA Y PAZ 2

jubileo baner

BANER AREA DE ARTE 2

V PREDICARTE

Encuentro de Promotoras Zonales de Justicia y Paz- 28 al 30 de julio en México

MÉXICO: ENCUENTRO DE PROMOTORAS ZONALES DE JUSTICIA Y PAZ   Del 28 al 30 de julio, en Ciudad de Juárez, se realizó este encuentro en el que se habló sobre la espiritualidad femenina de justicia y paz. Participaron las promotoras zonales de El Caribe, México, Centroamérica, Zona Bolivariana, Cono sur; además de la Promotora Regional, Noemí Zambrano, y la Co-Promotora Internacional, Toni Harris.  

Encuentro de Promotoras Zonales de Justicia y Paz

Del 28 al 30 de julio del 2008 - México

 

NUESTRO CAMINAR Y BUSQUEDAS EN EL CAMPO DE LA JUSTICIA Y LA PAZ…

COMO MUJERES DOMINICAS DE AMERICA LATINA

 

 Hoy 28 de Julio iniciamos nuestro reflexión las Promotoras zonales de Justicia y Paz zonales, Migdalia Pérez (El Caribe) Olga Alvarado(México),Doris Regan (Centroamérica), Leonor Charria (Zona Bolivariana), Pamela Robles(Cono Sur), la promotora Regional Noemí Zambrano y la Co-Promotora Internacional Toni Harris, compartiendo la Misa con la comunidad dominicana presente en la Casa del Migrante. Nuestro día continúo con una oración dirigida por la Hna. Pamela de Chile, donde motivadas por el espíritu de solidaridad y encuentro de unas con otras en nuestro caminar compartimos quienes somos y que hacemos en nuestras diferentes entidades de origen a lo que el compromiso y la búsqueda de caminos de sororidad nos congregan a un compromiso concreto con la Justicia y la Paz desde la espiritualidad dominicana.

 Compartiendo caminos de encuentro nos reconocimos en los diversos apostolados desde lo cotidiano y desde los caminos que vamos recorriendo.

Desde las prioridades de la Comisión Internacional de Justicia y Paz, reflexionamos el rol de cada promotoras de zona o región, donde uno de los principales criterios es que la Justicia y Paz es un estilo de vida asumido desde el Evangelio que nos lleva a realizar procesos desde lo cotidiano.

Ante los procesos vividos, descubrimos los desafíos que como mujeres dominicas vamos encontrando en este caminar, vemos la necesidad de contar con recursos para la formación en la justicia y la paz, reconocemos que las promotoras no están de tiempo completo, sino que es algo más de lo que realizamos en nuestras comunidades. Otros retos son los de formar redes de comunicación y estrategias en común concretizando nuestras acciones.

 

DIA 2

..Y CONTINUAMOS NUESTRO CAMINAR Y BUSQUEDAS EN EL CAMPO DE LA JUSTICIA Y LA PAZ…

COMO MUJERES DOMINICAS DE AMERICA LATINA

 Iniciamos el día con aires de alegría Caribeña… Migdalia nos fue poniendo en sintonía con la naturaleza, con el Dios de la Vida y con Marta, la seguidora y amiga de Jesús, cuya fiesta celebramos ..

El agua, como símbolo de la vida que ofrece la mujer, colocada en el centro, en un recipiente de barro, fue bendecida por nosotras y a la vez ella nos introdujo a momento orante…

Continuamos invitando a algunas mujeres de la Biblia y de nuestros pueblos para que se hicieran presentes, así ya todas la convocadas escuchamos los 2 relatos evangélicos que nos hablan de Marta de Betania, en su cercanía con el Señor y en su actuar fuimos descubriendo, leyendo nuestras experiencias como mujeres, leyendo con ellas lo que hacemos. Posteriormente escuchamos una carta de Marta, la de Jesús… que nos permitió verla de otra manera…

Continuamos escuchando a nuestra hermana Doris Regan, venida de Honduras, quien nos compartió su reflexión sobre Rasgos de la Espiritualidad Femenina de la Justicia y la Paz, en América Latina y el Caribe. Señala que es una espiritualidad que se hace realidad cuando vivimos la vida humana; una espiritualidad al estilo del Jesús del Evangelio, que proclama que vino anunciar la buena noticia a los pobres, a liberar a los oprimidos…Una espiritualidad que en América Latina tiene formas y rostros concretos: de misericordia.. el sentir con y desde el otro, que exige actitud de conversión, gratuidad, vivirla de manera integral… Todo ello con la impronta , el rostro de la mujer..y para nosotras de Dominicas..

 El lugar donde se realiza el encuentro: Casa del Migrante, tiene un Centro de Derechos Humanos, donde, bajo el acompañamiento de nuestros hermanos Dominicos, 3 interesantes mujeres realizan su labor desde los ámbitos Jurídico, Educativo y Social. En el compartir con una de ellas Lic. Diana fuimos conociendo el trabajo que realizan y las exigencias del mismo. Identificamos un claro compromiso con los empobrecidos - migrantes de esta zona de Juárez. Todo lo presentado sigue siendo para todas una invitación a un mayor compromiso profético y liberador en nuestros espacios evangelizadores.

El caminar que fuimos recorriendo en estos dos días, nos permitió focalizar algunos centros de atención, ejes fundamentales que posibiliten visibilizar la Espiritualidad que subyace en el trabajo de Justicia y paz que realizamos como mujeres dominicas; en este sentido señalamos:

+ Una espiritualidad con rostro de mujer.

+ Una centralidad en el Reino que Jesús vino a anunciar

+ Un Anuncio profético - Liberador

+ Una mirada holística, integral e integradora

+ Una Espiritu alidad vivida en ambiente festivo, de alegría…

 

Espiritualidad femenina de la Justicia y Paz

Características:

Espiritualidad desde nuestro ser mujer

v Vivimos la Espiritualidad de dominicas amantes de la Verdad como parte de nuestra identidad

v Que re-leemos la vida con ojos, mente, corazón de mujer

v Co-creadoras de la vida y transformadoras de la realidad

v Llamadas a ser fermento en la masa

v Como las hijas, amigas, hermanas, madres, amantes, abuelas, siempre estamos presentes en lugares más vulnerables.

v Con entrañas de madre que siente compasión y misericordia.

v Celebramos la vida y hacemos opción por el Amor y la Justicia

v Nos violenta la injusticia y gritamos a Dios exigiendo Justicia, igualdad y equidad para nosotras y las demás.

v Mujeres que nos vamos liberando en el caminar de la Historia y recreamos la vida sanando sus heridas.

v Y que bajo la mirada de Dios Padre y madre buscamos y deseamos lo mejor para sus hijos e hijas.

Reino-céntrica

v Apostamos por un Reino de Dios presente y actuante hoy en la historia, dejando todo lo que tenemos y somos por él.

v Preferimos a los destinatarios del Reino: los pobres y nos arriesgamos con ellos.

v "Busca primero…" MT 6, 33. Reino que se identifica con la justicia

v El amor de Dios por los pobres nos compele a caminar en solidaridad con los económicamente más pobres y vulnerables en la lucha por su sobrevivencia y su liberación.

v Reasumimos nuestra libertad de mujeres consagradas ubicadas en las fronteras, en las fueras del centro, para construir desde el servicio, la gratuidad y el amor.

Profética, liberadora, transformadora

v En el camino por la vida vamos asumiendo los sufrimientos, enjugando las lágrimas y compadeciéndonos de los que sufren.

v Bajo la mirada de Dios Padre y Madre que busca y desea lo mejor para sus hijos e hijas, nos alimentamos con la Palabra que celebramos y desde ahí miramos nuestras vidas, re-leemos la historia para anunciar el Reino.

v Gritamos, exigimos y denunciamos las situaciones inhumanas, las estructuras opresivas y el sistema neoliberal que excluye y mata a la gente

v Buscamos transformar la realidad que oprime, y construir el Reino desde lo pequeño como semilla que germina y fermento que hace crecer la masa.

v A partir de una vivencia comunión con Dios, con las otras y los otros, y con lo que nos rodea: el cosmos, asumimos los riesgos de la predicación de la Verdad.

Contemplativa, orante y celebrativa

v Contemplamos la realidad con la mirada de Dios que es inclusiva.

v Oramos las situaciones de sufrimiento ocasionado por el racismo personal y colectivo; oramos por la discriminación social; oramos por la eliminación de todas las estructuras alienantes, la erradicación de sistemas opresores y por nuestra complicidad y silencio.

v Reconocemos la sacralidad de la tierra, la fragilidad de los ecosistemas.

v Bendecimos a Dios por la vida, la solidaridad, los gestos pequeños de amor y misericordia

v Pedimos la armonía de toda la creación y que todas las mujeres desaten su capacidad máxima de energías para curar nuestro planeta.

v Esperanzadas y unidas a Jesús encarnado en la historia proclamamos que el Reino de Dios ya está entre nosotras.

v Con todo nuestro cuerpo, mente y corazón danzamos, cantamos y proclamamos la Sabiduría de Dios que revela a los pequeños su misterio.

 

Hemos vivido estos días en un ambiente sencillo, alegre, abierto para escuchar lo que el Señor quiere hablarnos a través de nuestras hermanas y hermanos de casa, pero también de aquellos y aquellas que día a día llegan a esta casa que los acoge.

Seguimos en sintonía con ustedes que a los largo y ancho del continente esperan recibir lo ecos de este encuentro.

 

DIA 3 – Miércoles 30 de julio 2008

…OTRO DÍA EN LA CAMINATA HACIA LA JUSTICIA Y LA PAZ COMO MUJERES DE AMÉRICA LATINA

 Salimos a las 7:30 a.m. hacia el Campo Algodonero ubicado cerca de la carretera pero en un campo abandonado. Hemos rezado frente a unas 18 cruces, hechas de mano y color rosado, que conmemoran a unas mujeres mutiladas y asesinadas tiradas allí, victimas del fenómeno de Feminicidio en Ciudad Juárez, que mata no solamente los cuerpos de tantas mujeres, sino los corazones de sus familias. Pudimos sentir el dolor de ellas mientras que reflexionamos sobre la película "Bordertown" que habíamos visto la noche anterior. Nuestro silencio durante mucho de la oración, frente a la realidad tan impactante, la complicidad de las autoridades y la valentía de las mujeres, llego a ser un grito interno de dolor y compasión.

Al regreso escuchamos unos testimonios de tres personas en cuanto al Feminicidio al partir de experiencias personales. Una señora hablo de su hija de 16 años quien desapareció hace 11 años. Después de buscarla por dos semanas fue encontrada muerta. Ella hablaba de su frustración, su sentido de impotencia frente a las autoridades en la búsqueda de su hija.

 Otra mujer psicóloga hablaba de las familias de las victimas y como fueron afectadas por la situación de la mujer aquí. Una periodista también hablaba de haber encontrado pruebas de las falsificaciones y negaciones en cuanto a la realidad de Feminicidio que han salido y las amenazas a su vida por investigar la situación, la forma de descreditar a cualquiera persona que se mete en la investigaciones de casos de mujeres desaparecidas. Las estadísticas hablan de 486 muertes mientras que el número de casos verdaderos llega a los miles.

Como respuesta a la pregunta, "¿Porque hay tanta incidencia de Feminicidio en Ciudad Juárez que no encontramos en otros lugares? Ellas notaron la coincidencia de varios fenómenos que influyen: la coincidencia de estar cerca de la frontera, un gran número de maquiladoras que hacen trabajar a las mujeres con turnos en la noche, una cultura machista, negocios que hacen películas pornográficas-sádicas para otros países, la feminización de la migración, narcotráfico, la impunidad y corrupción de las autoridades.

Por la tarde desarrollamos algunos rasgos para promotoras de zonas, basados en el rol de promotores de justicia y paz continental e internacional. Hablamos también de algunas maneras de comenzar a desarrollar las comisiones de Justicia y Paz de Familia Dominicana en las zonas y/o países, colaborando con los frailes y laicos/as.

Al final leímos las características de Una Espiritualidad Femenina de Justicia y Paz desarrollada por nosotras como punto de partido para todos nuestros esfuerzos como mujeres Dominicas en el campo de Justicia y Paz.

Terminamos nuestra reunión antes del encuentro con una evaluación que afirmó nuestros objetivos realizados agradeciendo los esfuerzos de cada una y en una manera especial a Noemí Zambrano por toda la preparación y coordinación que hizo y que hace.

Para celebrar la conclusión de nuestra reunión fuimos a la capillita donde Fr. Miguel Concha celebro la misa del día agradeciendo a Dios por todo lo que hemos experimentado en esto días y también como acción de gracias por los cincuenta años de profesión religiosa de la Hna Doris Regan, seguida por una fiesta de pizza, pisco y postre en su honor.