Codalc

BANERJUSTICIA Y PAZ 2

jubileo baner

BANER AREA DE ARTE 2

V PREDICARTE

Carta de las Hermanas Dominicas Misioneras de Puerto Rico

logoEn vísperas de la fiesta de Nuestra Madre del Rosario y del gran acontecimiento de la apertura del centenario de la Congregación, queremos unirnos a todas ustedes en esta celebración. Compartimos el texto completo:

MISIONERAS DOMINICAS PUERTO RICO

Puerto Rico, 5 de octubre de 2017

Muy queridas hermanas:

En vísperas de la fiesta de Nuestra Madre del Rosario y del gran acontecimiento de la apertura del centenario de la Congregación, queremos unirnos a todas ustedes en esta celebración.

Hoy , día 5, en la oración de la mañana, en el colegio, hemos recordado a nuestra comunidad escolar que nuestros colegios de la Provincia están celebrando la apertura del Centenario y nos hemos unido a ustedes en la oración. Nosotros, dada la situación que estamos viviendo, hemos decidido posponerla para principios del 2018.

Antes de seguir compartiendo con ustedes queremos agradecer a todas sus muestras de cariño y apoyo y sobre todo sus oraciones, de verdad que las necesitamos.

Hasta el momento se nos está haciendo muy difícil la comunicación ya que no disponemos de luz ni internet y el servicio telefónico es limitado.. Sabemos que Estíbaliz les ha ido informando sobre cómo está la situación en el país, eso cuando hemos podido contactar con ella. Han pasado ya dos semanas del paso del huracán y seguimos en situación de emergencia. Ustedes han visto en la TV, más que nosotras, cómo ha quedado nuestra bella Isla del Encanto. Ha sido una catástrofe de gran magnitud de la que tardaremos años en recuperarnos; conforme pasan los días vamos viendo y sintiendo lo grave que es ésto y palpando el sufrimiento, de la gente, en especial de los más vulnerables.

Nosotras, en medio de las limitaciones, estamos bien, aunque se va notando el cansancio, tanto física como emocionalmente, pues esto afecta de verdad, pero seguimos adelante.

A nivel de país, los pueblos del interior, zona montañosa, son los que están en peores condiciones, difícil acceso por carreteras, carencia de agua, comunicaciones y por su puesto de servicios básicos. La situación del tendido eléctrico es grave, la mayoría de los postes se cayeron, al igual que las torres de luz y de comunicaciones. A nivel de país se van restableciendo lentamente los servicios de luz, dando prioridad a hospitales y centros de servicios. El conseguir comida en los supermercados se está haciendo difícil, muchos están cerrados y en los que están abiertos las filas en la calle son interminables, lo mismo que para conseguir gasolina y dinero en los bancos ya que hay que pagar todo en efectivo. Lo que más preocupa es la situación emocional de la gente y el sentido de frustración que se va generando, que puede causar mayor violencia de la que hay. Con toda esta situación y la oscuridad de las noches se han generados mayores problemas de seguridad, hay muchísimos asaltos y robos, a pesar del toque de queda y de que han llegado militares de EEUU. A nosotras, en el colegio, ya nos han robado el equipo de sonido. Cabe señalar que hay gente a las que el viento les llevó sus casas, o a las que se les llenó toda sus casa de lodo. Tenemos de estos casos en las familias del colegio y también de familias que duermen en el carro por no tener casa.

PuertoricoA nivel de planta física en el colegio hubo bastantes daños, se nos cayó una pared de bloques de la cancha, la mayor parte de las placas solares volaron con María, árboles caídos, inundaciones, etc. Estamos agradecidos a tanta gente buena que dijo presente tan pronto pasó la tormenta para comenzar la recuperación. Con la ayuda de empleados, maestros, estudiantes y padres iniciamos la labor de limpieza y remoción de escombros. Ya, anteayer, martes, comenzamos las clases, con muchas limitaciones por la falta de luz, pero comenzamos. Cabe señalar que las escuelas públicas, universidades y muchos colegios privados no han podido comenzar todavía.

En nuestro querido pueblo de Gurabo también hubo mucho desastre. Da pena. Nosotras en la casa, tuvimos árboles y verjas caídos y mucho agua adentro pero, gracias a Dios, el techo y las ventanas resistieron.

Por el momento y debido a las condiciones, las hermanas seguimos todas en el colegio. Nosotras en la zona de Hato Rey, estamos bien, comparados con lo que está viviendo la gente. Estamos bendecidos ya que tenemos agua. Por ello damos muchas gracias a Dios

Bueno, hermanas, ya esto es demasiado largo. Sigan orando por el pueblo de Puerto Rico para que se mantenga fuerte y unido y por nosotras para que mantengamos la serenidad y la esperanza. Nosotras oramos también por ustedes, recordamos muy especialmente a Consuelo y hermanas de Guatemala y al pueblo mejicano.

Gracias a todas, una vez más por su apoyo y oraciones. Susana, agradece de nuestra parte a las maestras de Nueva Esperanza sus solidarios mensajes. Cuando podamos nos comunicaremos con ellas.

Para terminar les compartimos el Lema del Domund para Puerto Rico en el 2017, lema que fue difundido antes del paso de los huracanes y que nos anima en la situación que vivimos:

"Puerto Rico en MISIÓN. El Evangelio es alegría”

Que sepamos vivir en esta alegría y compartirla con nuestro pueblo sufriente. Un abrazo a cada una.

Hermanas de Puerto Rico