Codalc

Identidad y Misión CODALC

logo codalc2

IDENTIDAD 

CODALC congrega 6000 hermanas Dominicas de vida apostólica en América Latina y El Caribe (a través de sus federaciones y zonas). Cada país tiene una federación o secretariado a nivel nacional.

Hay cuatro zonas geográficas (Zona de México y América Central, Zona del Caribe, Zona Bolivariana y Zona Cono Sur).  Cada zona tiene tina hermana representante en el Equipo Coordinador de CODALC.

CODALC también colabora con las Hermanas Dominicas Internacionales (DSI) a nivel mundial. Son hermanas que representan a cada continente: América Latina y el Caribe,  África, Asia Pacífico, Norteamérica y Europa.

En cuanto a las hermanas prima el objetivo de unir fuerzas, intensificando la comunión y la realización de proyectos comunes entre hermanos (as) dominicos (as) y a todos los niveles de la Familia Dominicana de profundizar la identidad dominica.

Con este fin, CODALC se compromete a impulsar el crecimiento de las federaciones y promoverlas en los países donde no existan.

 

DECLARACIÓN MISIONAL


logo codalc2La PREDICACIÓN está en el corazón de la vocación dominicana.

La Confederación de Hermanas Dominicas de América Latina y El Caribe -CODALC - reconfirma para todos y toda la Familia Dominicana, el derecho de Predicar la Palabra de Dios, en búsqueda de la Verdad, atendiendo a los desafíos de nuestros tiempos.


Las injusticias que padecen nuestros pueblos nos urgen a hacer una predicación profética
que responda a las necesidades de las personas empobrecidas y excluidas, con acciones concretas para incidir en la transformación de las estructuras injustas. 

Asumimos la misión de anunciar la Palabra para contribuir a la construcción de un mundo nuevo en el Tercer Milenio, basado en: la JUSTICIA, la SOLIDARIDAD y la PAZ.

 

 


MISSION STATEMENT

logo codalc2PREACHING is at the Heart of the Dominican Vocation.

The Confederation of Dominican Sisters of Latin America and the Caribbean -CODALC-reconfirms for all the Dominican Family the right to preach the Word of God, in the search for Truth, attentive to the challenges of our time.

The injustices suffered by our peoples urge us to be prophet c in our preaching, sensitive to the needs of the impoverished and excluded, with concrete actions that help towards the transformation of unjust structures.

We take on the mission of proclaiming the Word so as to contribute in the Third Millennium
to the building up of a new world, based on JUSTICE, SOLIDARITY AND PEACE.