ENCUENTRO DE FORMADORES Y FORMADORAS (Lima –PERÚ) DÍA 10 El trigo amontonado se pudre, disperso fruc

ENCUENTRO DE FORMADORES Y FORMADORAS (Lima –PERÚ) DÍA 10 El trigo amontonado se pudre, disperso fructifica Hemos llegado al fin de nuestra jornada. Este día los hermanos de casa, es decir, peruanos nos han acompañado en la plegaria. Durante la oración matutina, al centro de la capilla el salmo, lectura y el signo propuesto, nos invitaban a contemplar a la tríada dominicana de la caridad: Martín, Rosa y Juan Macías. Al final, nos obsequiaron una imagencita de fray escoba. VER GALERÍA

 
La primera parte de la mañana y la segunda, fueran abordados por hermana Irene, quien estableció algunas directrices generales sobre el acompañamiento. Nos invitó a descubrir la mística del acompañamiento, lo que supone y exige. También fue abordado por el ícono del acompañamiento representado por el texto de Emaús.

Este mismo texto, sirvió para interpretar el proceso que el acompañante sigue durante el proceso de formación dominicano. Desde el aparecimiento, la acogida, la contención de la crisis por la exposición del Maestro y finalmente, la desaparición como pasos necesarios para que los discípulos (as)emprendan el camino por sí mismos. La exposición reflejó muchas situaciones de la vida cotidiana en el proceso de acompañamiento, el cual manifiesta un arte más que una técnica.

La segunda parte de la mañana, hna. Irene nos invitó a compartir un material escrito sobre el decálogo del acompañamiento, fijándonos en aspectos o complementando elementos desde la experiencia, en este servicio que ofrecemos en el ministerio de la formación.

Por la tarde, el Equipo Coordinador organizó la evaluación por zonas de CODALC-CIDALC. Hemos de reconocer el trabajo de disponibilidad, escucha y fraternidad de las hermanas de las Misioneras Dominicas del Rosario, animadoras de esta casa de retiros y el trabajo de coordinación del Equipo animador.

El equipo coordinador reconoció la riqueza de la evaluación, los retos y las propuestas para el encuentro de 2015.

Agradecimientos a personas muy especiales en este encuentro: Bruno, Fabiola, Felicísimo, los y las ponentes- A Samuel, los músicos y el equipo de atención a la casa, para ellos y ellas una acción de gracias a DIOS.

Por la tarde, una bella y sentida eucaristía peruana presidida por fray Juan José Salaverry, Prior de esta Provincia de San Juan Bautista.

Al final, los animadores Irene y Jorge Rafael nos dieron la bendición y el envío. Después de la cena nos apresuramos a entregar los obsequios a través de la dinámica del amigo secreto o invisible.

El equipo animador premió a los hermanos y hermanas destacados: el dormilón (aquí hubo empate), el poeta, el preguntón, la hermana con más hábitos y combinaciones; a la más danzante en el grupo, como a la abuela, etc.

Todo esto se fue alternando con momentos artísticos y culturales de los países de procedencia quien brindaron obsequios a los participantes.

Al final, quedamos transformados por el carnaval peruano, el cual repartió polvo blanco entre todos los asistentes. Realmente fue bello compartir y vivenciar la fraternidad-sororidad de nuestra familia dominicana. En la misma noche, comenzó la dispersión de los hermanos y hermanas.

Abrazos, un hasta luego, promesas de oraciones y un sentimiento de ánimo nos embargó ya en la distancia y cercanía que ahora nos une.

Gracias hermanos y hermanas de América Latina y el Caribe, dispersémonos con la alegría de Domingo y Catalina como sembradores y sembradoras de esperanza en las nuevas generaciones dominicanas.

Muchas gracias a todos y todas nuestros lectores (as) quienes han leído y replicado con cariñosos saludos a la Asamblea (Fray Baltasar de Holanda, fray Eduardo de Colombia, entre otros).

A todos y todas un abrazo fraterno y hasta 2015, si Dios lo permite. (Fray Carlos Cáceres OP – Cronista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *