ENCUENTRO DE FORMADORES (Lima, PERÚ) DÍA 8 Dimensión de los votos dominicanos en y desde América Lat

ENCUENTRO DE FORMADORES (Lima, PERÚ) DÍA 8 Dimensión de los votos dominicanos en y desde América Latina y el Caribe  Después de un merecido descanso los hermanos y hermanas de México nos recibían en la mañana con la Eucaristía, era imposible, que no estuviera la Morenita del Tepeyac, la Virgen de Guadalupe. Luego del desayuno y puntualmente en el salón, iniciábamos la última etapa de este recorrido. VER GALERÍA DE IMAGENES


Fray Marcio nos introducía a la dimensión de los votos desde la mirada dominicana. Presentó un marco bien fundamentado sobre el contexto amplio de la espiritualidad cristiana y la teología de la encarnación, además de las coordenadas implícitas en el Seguimiento de Cristo en una opción real y no formal.

Además como desde la mirada de la Orden, nunca hemos separado la espiritualidad de la teología misma y por eso, desde los presupuestos de Santo Tomás de Aquino estudiamos la moral como el “deber hacer“ que brota de esta concepción unificada e integral.

Esto nos supone una mirada nueva ante los areópagos que nos ofrece esta realidad con todas sus potencialidades y riesgos. Aquí radica la inteligencia de la mirada dominicana formadora de adultez y corresponsabilidad.

Así pues la espiritualidad cristiana y con ello, las personas con opción evangélica, no pueden prescindir de su mirada y respuestas que apremian al contenido creíble de su fe. Fray Marcio nos invitó a hacer un recorrido de las situaciones más apremiantes de nuestro Continente y qué respuestas damos como comunidad o colectivo.

El resultado fue un rosario de situaciones apremiantes y globalizadoras que compartimos desde norte a sur en iguales dimensiones antropológicas, sociales y económicas. Con ello, también detectamos y los grupos ofrecieron algunas pistas que podemos ofrecer a estar realidad para la construcción del Reino.

Por la tarde, fray Marcio nos invitaba a tener una mirada profunda al seguimiento que hacemos y acompañamos. El formador indica, propone no dirige esta experiencia que solamente ocurre en el ámbito personal y que debe confrontar con la vida, misión y destino del Maestro.

Esto se confirma en el seguimiento con los tres ámbitos precisos en relación con las opciones fundamentales de Jesús: la relación con el Padre, su relación con los marginados y en el ámbito de nuevas relaciones de servicio ante el poder.

Marcio también nos invitó a confeccionar la antropología dominicana en la formación. No menos importante en esta hora crucial de nuestra historia, es necesario acompañar el proceso adulto del hombre y mujer dominicanos pasando del homo rational a la persona contemplativa, del homo faber (producto de lo tecnológico) a la persona apostólica, del homo consumista a la persona solidaria y finalmente, del homo dominador a la persona reflexiva.

Al final de la tarde, trabajamos en pequeños grupos y precisamos sobre qué medios podemos discernir en situaciones concretas para poder crear un estudio común y responder así a lo detectado.

Culminamos con las vísperas animado por los hermanos y hermanas de México y luego de la cena, un momento de distensión comuntario a través de una noche recreativa animada por Jacinta de Brasil, y fray Martín de Nicaragua, allí pudimos conocer las destrezas danzantes de los y las participantes.

Ah se me olvidaba…muchas gracias, por el regalito personal que nos dieron los y las mejicanas luego de la oración matutina y por el tequilita el cual aunque poquito pero bendito (no se asusten nuestros y nuestras formand@s, no hubo multiplicación).

Gracias hermanos y hermanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *