El Espíritu de la verdad les guiará hasta la verdad plena (Jn. 16,13)

“Hermanas Dominicas de América Latina y el Caribe:

Un saludo lleno de esperanza y de desafíos en este tiempo de celebración de los cinco años de la Encíclica  de la Laudato Si, mientras nos damos cuenta cómo un virus está afectando nuestra vida, hemos pasado a ser vulnerables y no sabemos cómo enfrentar esta realidad, se experimentan modos creativos de seguir la vida comunitaria cotidiana, la misión, la oración, el estudio en y desde casa. Como equipo de CODALC hemos intentado estar conectadas y atentas a lo que, como Congregaciones Dominicas, presentes en América Latina y el Caribe, estamos viviendo en este tiempo de emergencia sanitaria y en donde ya se siente la incidencia de una recesión muy dura. Hemos recibido información de hermanas contagiadas del covid 19 y de algunas que fallecieron en Brasil y México. A estas Congregaciones todo nuestro cariño y oraciones como también por las que están transitando la enfermedad o tienen familiares contagiados. También sabemos de hermanas ofreciendo servicios y apoyando desde diferentes ámbitos a quienes son más afectado por la pandemia.

Estamos en contacto con hermanas en la Amazonía brasilera, con hermanas en Perú trabajando con indígenas cuyas tribus han sido contagiadas por el virus y no tienen atención sanitaria por parte del Estado. Algunos proyectos como Familia Dominica como el de Kiriguiti junto a los más vulnerados nos siguen mostrando que otro mundo está emergiendo desde la comunión y solidaridad con quienes son los predilectos de Jesús. Congregaciones que en Argentina pusieron sus casas de retiros a disposición de la salud pública para acoger a personas que no tienen donde hacer la cuarentena. En Bolivia y en México hermanas atendiendo centros de salud para las personas más pobres.

La educación a través de los medios tecnológicos para seguir acompañando las/os estudiantes está siendo un desafío que también vamos asumiendo a lo largo del continente.

Hay hermanas dando de comer a la gente en situación de calle o participando en ollas populares para dar de comer a las familias que han quedado sin empleo o que no pueden trabajar por el COVID19.

Hermanas y laicas/os asociadas/os escribiendo, preparando liturgias y compartiéndolas por diferentes medios tecnológicos.

Y podríamos seguir enumerando como continuamos cuidando la Vida y haciendo maravillas en medio de este cambio de época que nos impulsa a transformar o dejar transformar nuestro ser y nuestro modo de vivir.

Desde este contexto hemos visto necesario transformar el Encuentro sobre El rol y lugar de la Mujer a partir del sínodo de Amazonía, que se realizaría en Lima en el mes de noviembre. Estamos viendo la forma de encontrarnos en una plataforma virtual. Más adelante les compartiremos la información.

Además, nos han comunicado que el encuentro de JPIC a desarrollarse en Paraguay en octubre también se ha cancelado.

Dejémonos conducir por el Espíritu Santo, que no se cansa de animarnos a que:

Sigamos adelante… porque la casa común clama por su cuidado… es un bien común para tod@s(LS23). Caminemos fortalecidas… para alimentar una pasión por el cuidado del mundo (LS216). Abramos nuestro ser… porque el hoy clama un cambio en los estilos de vida (LS206).

Enfrentemos juntas solidariamente este tiempo de crisis.”

EQUIPO DE CODALC. Hermanas: Noemí Zambrano, Marcela Soto Ahumada, Rosa Perez Godínez, Izide Vecchi, Therese Antoine.

7/7/20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *