CODALC en la ONU por los derechos de las mujeres

Asamblea ONU

63º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

Doce hermanas dominicas participaron en la 63° Comisión de las Naciones Unidas sobre la condición Jurídica y Social de la Mujer, que se realizó del 11 al 22 de marzo en Nueva York.

“Casi  cinco mil representantes de las ONGs participaron en la Comisión de las Naciones Unidas sobre la condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW son sus siglas en inglés) cada año. Es el encuentro más grande del movimiento internacional de mujeres en Naciones Unidas, un movimiento para renovar el compromiso y acción colectivas. La CSW proporciona una oportunidad única para los líderes en igualdad de género y empoderamiento económico de las mujeres para influenciar en la agenda de Naciones Unidas y garantizar que la Plataforma de acción de Beiging se integre a la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible”, según expresa ONU Mujeres.

“Los derechos humanos de las mujeres se enfocan en cinco áreas prioritarias: el incremento del liderazgo y de la participación de las mujeres, la eliminación de la violencia contra las mujeres, la participación de las mujeres en todos los ámbitos de paz y seguridad, el aumento del empoderamiento  económico de las mujeres y la incorporación de la igualdad de género como elemento central  de la planificación del desarrollo y del presupuesto nacional”, indica ONU.

Fuimos doce hermanas dominicas de diferentes congregaciones que  participamos en este evento. Vinimos  de distintos países: Australia, Estados Unidos, Noruega, Camerún, El Congo (con misión en Ruanda), España. Por América Latina y el Caribe, fuimos convocadas por la hermana Noemí Zambrano representante del equipo de CODALC vinimos de Bolivia y Perú con misión en Chile.

Intervención del Secretario General

Fueron muchas las ponencias que se dieron cada día y nos tocaba escoger. Tuvimos la dicha de participar en la Asamblea Central en la que nos habló el secretario general de las Naciones Unidas, señor António Guterres, de nacionalidad portuguesa, poniéndose al servicio de todos los asistentes y de todos los países integrantes. Puso de relieve la necesidad de garantizar que los que ejercen el poder sean hombres y mujeres, o sea la paridad. La lucha contra el acoso sexual de mujeres y niños y la tolerancia en las organizaciones dentro y fuera.

Resaltó tres puntos:

-La violencia contra la mujer en situaciones de conflicto que no está mejorando, tampoco en la vida familiar. Los tribunales deben actuar para hacer cambios eficaces y mejorar así la prevención y la intervención judicial.

-Los Derechos Humanos deben estar vinculados con la resistencia. Las mujeres son objeto de persecución en distintos países además de escuchar todo tipo de insultos, fenómeno que va en aumento al ver que las mujeres suben y se destacan. Todo el prejuicio vuelve a salir.

-La cooperación entre sociedad civil y gobiernos es especial para resistir a la resistencia, o sea a los que atacan. Hay algunos avances, pero en orientación sexual hay persecución en algunos países.

Luego de esta introducción dio la palabra a los asistentes. Algunos representantes de los países hicieron denuncias como Nicaragua, Argentina con la impunidad ante el robo de un niño y otros atropellos, Perú, con respecto al maltrato de la mujer y las violaciones, Nigeria con el asunto de las drogas duras “hard drugs”. Otra intervención fue para pedir mayor atención y eficacia a las personas discapacitadas.

El Secretario General dijo que cooperará con los gobiernos y tendrá en cuenta las denuncias de las acciones gubernamentales. No dejó de lado el caso de la venta de órganos, la cibertrata, etc.

Justicia, Paz y Transformación

El mismo día 12 antes de la Asamblea un grupo de hermanas asistimos a uno de los eventos paralelos sobre la Justicia, la Paz y la Transformación.

Fue un panel con tres expositoras. La primera una señora joven quiso dar su mensaje a través de la música cantando ella misma con una voz excelente y conmovedora. Quería demostrar el valor de la música que da vida y energía y desde allí la interconexión entre todos los seres para construir la paz, la dignidad, y el amor.

La música está interconectada con todo el planeta, ayuda en las soluciones de uno y otro. Dios es el que conecta todo, sentir las emociones, la presencia de Dios. Llegar al centro de uno mismo, el alma, el espíritu, entrar en uno mismo, ver allí la luz, recordar los valores humanos que se vivieron y se viven. En su canto decía: “Cuando buscamos la paz y seguimos adelante, nosotros recordamos que estamos interconectados. Una persona va a su casa, todo le pertenece, sobre todo la paz y aunque haya perdido todo, recuerda que está conectada con todos,  y su alma “core”(eje central), se sacude del miedo y de las sombras, siente el aire de estar conectada con lo profundo con su “core”, con su corazón, con todo el planeta”. (Traducido del inglés).

Otra ponente habló sobre Puerto Rico que sigue siendo colonia de Estados Unidos y sus deseos de ser ellos mismos y liberarse del colonialismo, logrando así su propia identidad.

Finalmente la tercera reveló que había sido terrorista y al matar a una persona se sintió muy mal, fue apresada, cumplió condena y logró su conversión. Al salir su desafío es buscar la paz para todos.

Defensa personal

Otro taller fue sobre defensa personal de la mujer y protección de sí misma. Hay empresas y organizaciones que dan esos cursos,  las participantes tienen que dar examen con agresores disfrazados de tales con protección física y ellas van triunfando en no dejarse agredir. Los derriban, se defienden bien. Algunas lloran de la emoción al ver que han triunfado en la práctica, todas las felicitan. Muchas ya han sido agredidas de alguna manera y allí se reivindican.

Una de las finalidades es que el hombre cambie su comportamiento y que las mujeres logren su empoderamiento. Una de las beneficiadas con las clases declaraba Ya se me fue el miedo, ahora me siento otra vez en el mundo, soy libre, brilla la luz para mí, estoy llena de una inexplicable alegría”

“El poder de la mujer está en la fuerza de su espíritu” declaraba un anciano del documental.

Otros talleres

Entre los múltiples talleres destacamos: El poder de las mujeres como agentes de transformación de las normas sociales para una mejor salud y bienestar. Católicos por los Derechos Humanos. Seguridad Social y protección para las mujeres y niñas en actividades. Soluciones reales y sistemas de protección para  la mujer, equipos de liderazgo de mujeres. Historias de mujeres, historias de sus cuerpos. Género integración en la  infraestructura, servicios, protección social, crítica legal global. Empoderamiento de las mujeres. Agua limpia y salubridad. Perspectivas de género y objetivos. Baños públicos y comunitarios adaptados a las mujeres.

La voz de dominicas y dominicos en la ONU

El día 17 de Marzo tuvimos la visita de la hermana Margaret Mayce. Ella se dirigió a nosotras diciéndonos, “les voy a explicar quién soy yo”. Primero resaltó que es muy importante la presencia de la ONG Mujeres en las Naciones Unidas para hacer oír las voces de ellas porque las Naciones Unidas tienen mucha fuerza y poder. Es el lugar apropiado para exponer la verdad en estos momentos.

“Los frailes dominicos y las hermanas de Nueva York decidimos nuestra presencia. También en Ginebra estamos representados por fray Mike. op.” En la oficina de Ginebra se reciben denuncias sobre el atropello a los derechos humanos de las mujeres tales como persecuciones, violaciones, genocidios, todo tipo de agresiones y hay un comité sobre el tema salud. En Nairobi y Nueva York son muy activos. En Ginebra se ve lo que sucede en Camerún donde hay muchos abusos, igualmente en  Nigeria.

La hna. Margaret nos representa en las Naciones Unidas donde se encuentra el Secretario General y funcionan los mecanismos económico, social en Consejo. Margaret nos da las acreditaciones a nosotras y Mike op. la acredita a ella en Ginebra. Allá está la sociedad civil y funciona el comité de Justicia y Paz,  donde se conoce la situación real de los países en donde están viviendo las hermanas.  Nosotras no representamos a los gobiernos sino la voz de los dominicos y dominicas. Estamos tanto en Ginebra como en Nueva York.

En 1996, las Naciones Unidas establecieron la conexión con los estados miembros sobre las mujeres. Hace 20 años se estableció en Beigin. Cada año desde 1995, se reúne la comisión de mujeres. Revisan la plataforma de Beigin sobre temas como educación, mujeres, niñas y su situación, violencia, salud, trabajo, migración, trata, desastres. Y revisan cómo se está dando la protección social, la integración, los avances, todo lo cual no se da en todos los países. En Estados Unidos, el presidente ha dado pie atrás lamentablemente.

Frente al futuro del planeta y los casos sociales, las religiosas tenemos más sensibilidad al estar conectadas. Los gobiernos no tienen esta conectividad. También trabajamos con las mujeres empoderadas en trabajo, educación y en todos los ámbitos. Ellas son las llaves del desarrollo. Cuando logramos su protección social, se refleja en todo aspecto.

En septiembre del año pasado se reabrió la asamblea dividida en seis comisiones entre ellas, desarme, finanzas económicas, indígenas, clima.

Por la acreditación Margaret puede ir a través de los comités a todas las comisiones y escuchar. Margaret convoca para las reuniones de la ONG mujeres. Nuestra ONG busca el desarrollo social para los marginados.

Después de todo el informe se despidió de nosotros nuestra querida hermana Margaret, dejándonos su fuerza de lucha para seguir reivindicando a las mujeres. Finalmente todo el grupo nos tomamos  la foto tradicional con ella para un recuerdo imperecedero de tantas enseñanzas con amor y espíritu dominicano.

Cierre

El último día nos despedimos como comunidad dirigidas por Pat Farrell y equipo. Tuvimos la oportunidad de expresar cada una nuestro sentir de haber participado en las Naciones Unidas. Aquí unos comentarios que nos unieron más:

-La experiencia la aceptamos como un hermoso regalo con mucha gratitud para crecer y dar este regalo a otros.

-Agradecer a Dios por ser mujer, por ser dominica y por estar viva hoy.

-Sabernos una comunidad de dominicas y estar conectadas con las mujeres del mundo y en especial con las mujeres dominicas.

-Feliz de venir aquí y ver la familia dominicana y esperar el cambio que se necesita en el mundo. Dentro de poco veremos los frutos en los países donde estamos.

-Enriquecida por la amistad, el idioma, impulso para seguir trabajando con mujeres migrantes y mujeres en general. Digo a Dios cada día, gracias, gracias.

-No olvidemos que todos los dominicos y dominicas nos necesitamos. Somos una familia de hombres y mujeres muy grande.

-Gracias por el privilegio de este impresionante acontecimiento y por estar reunidas entre nosotras y por todas las mujeres que pudimos conocer.

-Feliz por las amistades dominicas alrededor del el mundo. Es un privilegio tener tantas amistades, y conocer a cada una.

-Dios tiene un plan que permitió mi presencia aquí a pesar de muchas dificultades con los documentos todo se fue arreglando. Es el amor de Dios en mi persona. Pasé un hermoso tiempo,  gracias a todas.

-He sentido el espíritu de las mujeres, he recibido a todas las hermanas con la experiencia de otras naciones.

-Espero un cambio, ha sido una fuerte experiencia espiritual, aceptada como una hermana más. Se puede cambiar el mundo.

-Hay maneras de comunicarnos sin palabras. En el silencio nos podemos comunicar como un momento sagrado. Finalmente una ronda cantando un canto de acción de gracias a Dios Padre en latín.

Estuvimos alojadas en la casa de “The Dominican Sisters of Hope” (Hermanas Dominicas de la Esperanza) con una atención llena de cariño, comodidad, servicio y amor.

(Texto de H. Fresia Martínez C. Nueva York,  Marzo de 2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *