Beatificación de monseñor Angelelli y sus compañeros mártires

El 27 de abril, la Iglesia en Argentina vivirá la beatificación del obispo Enrique Angelelli, del laico Wenceslao Pedernera y de los sacerdotes Fray Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville. Todos ellos fueron asesinados a causa de su fe y su compromiso con los pobres durante la última dictadura militar.

La ceremonia de beatificación de los cuatro siervos de Dios se realizará en la ciudad de La Rioja a las 10 de la mañana y será presidida por el cardenal Angelo Becciu. Compartimos una breve reseña biográfica de los futuros beatos:

Monseñor Enrique Angel Angelelli Carletti

Nació en Córdoba el 17 de julio de 1923, fue ordenado sacerdote el 9 de octubre de 1949 y el 24 de agosto de 1969 se convirtió en el tercer obispo de la diócesis de La Rioja. Su acción pastoral buscó concretar la opción preferencial por los pobres y animar la evangelización según las enseñanzas del Concilio Vaticano II.

Acalladas sus misas radiales en dos ocasiones, en marzo de 1976, después del golpe militar, la persecución hacia él y sus colaboradores se hizo más violenta y explícita. El 4 de agosto de 1976, regresando desde Chamical a La Rioja, después de la celebración del funeral de los siervos de Dios Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, murió en un accidente provocado por la embestida de otro vehículo. Establecidos los motivos, los responsables, miembros de la dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1983, fueron juzgados y condenados en 2014.

Fray Carlos de Dios Murias

Nació el 10 de octubre de 1945 en Córdoba y fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1972. De marzo a julio de 1975 visitó Chamical, en La Rioja, para establecer allí una comunidad de la Orden de los Frailes Menores Conventuales. Fue nombrado vicario cooperador en la parroquia “El Salvador” de Chamical. El domingo 18 de julio, mientras cenaba en casa de las religiosas del instituto “Hermanas de San José”, fue llevado junto al siervo de Dios Gabriel Longueville por personas que se presentaron como policías. Ambos fueron asesinados esa noche.

Presbítero Gabriel Longueville

Nació en Etables, Francia, el 18 de marzo de 1931, fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1957 y en 1968 se lo envió a Argentina, primero a Corrientes y luego a La Rioja. Nombrado vicario cooperador en la parroquia “El Salvador” de Chamical, se esforzó en visitar los pueblos y parajes más lejanos, animando Cáritas y acompañando a los más pobres. Fue asesinado junto con Fray Carlos de Dios Murias. Sus cuerpos fueron encontrados en el paraje “Bajo de Lucas” a 7 kilómetros de Chamical.

Wenceslao Pedernera

Laico y padre de familia, nació en La Calera, San Luis, el 28 de septiembre de 1936. En marzo de 1962 se casó con Marta Ramona Cornejo y de esta unión nacieron tres hijas: María Rosa, Susana Beatriz y Elena Marta.  No participaba en la vida eclesial hasta que, después de asistir a las novenas predicadas por los Oblatos de María Inmaculada, vivió un proceso de conversión. Empezó a participar en las misiones populares y en las misiones bíblicas y comenzó a recibir asiduamente los sacramentos. En 1968 ingresó a la coordinación del Movimiento Rural de la Acción Católica Argentina, en la región de Cuyo. En 1972, mientras hacía cursos de capacitación en La Rioja, conoció a monseñor Angelelli. En la noche del 24 al 25 de julio de 1976, mientras se encontraba descansando en su casa, fue atacado por un grupo de hombres que lo acribilló delante de su esposa e hijas. Gravemente herido, murió más tarde en el hospital de Chilecito, perdonando a sus enemigos y pidiéndole a su familia que no odiara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *