407° Aniversario de la Fundación del primer monasterio argentino

Hoy cumple años el Monasterio Santa Catalina de Siena (Córdoba, Argentina). Esta fundación se la debemos a la inspiración de una gran mujer, doña Leonor de Tejeda, que con audacia, coraje, fe, y confianza en Dios soñó y fundó este monasterio el 2 de Julio de 1613, fecha que se celebraba la Fiesta de la Visita de la Virgen a Santa Isabel. Compartimos una nota de Sor María Nora Díaz Cornejo O.P.

monjas
Comunidad del convento

“Como sabemos, Córdoba fue fundada el 6 de julio de 1573, por don Jerónimo Luis de Cabrera. En el grupo de 100 hombres que lo acompañaba, estaba don Tristán de Tejeda y su esposa doña Leonor Mejía y Mirabal, padres de 7 hijos, la mayor de ellos, doña Leonor, quien se casó con don Manuel de Fonseca y Contreras.

Doña Leonor y su esposo tuvieron un hijo, que murió siendo pequeño. Ambos querían perpetuarse espiritualmente, fundando un monasterio. Al morir su cónyuge el 22 de diciembre de 1612, en su corazón nuevamente ardió con más insistencia el propósito de fundar un monasterio para amar y servir al Señor, con todo su ser.

Su esposo había transformado la casa donde vivían para que ella se hiciese monja. Doña Leonor ya educaba a muchas jóvenes, enseñándoles las tareas del hogar y el camino de la vida virtuosa; por eso se la considera la primera maestra argentina.

Las fuentes documentales dan testimonio de la profunda devoción que guardó hacia Santa Catalina y su firme decisión de fundar el monasterio, de tenerla por titular del mismo y de vestir el hábito de la Orden de Predicadores, a la que perteneció la Santa de Siena.

El día 2 de Julio de 1613, fecha que se celebraba la Fiesta de la Visita de la Virgen a Santa Isabel, el Obispo Hernando de Trejo y Sanabria,

Monasterio Santa Catalina de Siena

celebró la Misa y bendijo los hábitos de las primeras monjas, en una ceremonia llena de unción a la que asistió toda la ciudad de Córdoba.

Un hecho que destaca la vitalidad espiritual de las monjas y la profunda religiosidad de la ciudad, es la fundación del primer monasterio de Carmelitas Descalzas en nuestro país, nacido por iniciativa de don Juan de Tejeda, hermano de Doña Leonor. El 7 de mayo de 1628 dio comienzo la vida en el Carmelo “San José”, nombrada Priora por el Obispo, doña Leonor. Ella fue un referente primordial en la vida de ambas comunidades. Regresó al monasterio Santa Catalina hacia 1637. Falleció alrededor de 1640.

Otro hecho relevante que pone de manifiesto la vitalidad religiosa, ocurrió en 1745, cuando fundaron el Monasterio de Santa Catalina en la ciudad de Buenos Aires. Viajaron como fundadoras, cinco monjas.

Debido a las periódicas inundaciones, el estado del edificio era calamitoso, por eso la comunidad lo dejó y se estableció en la nueva propiedad, adquirida a Don Pedro de Cabrera, descendiente del fundador, situada detrás de la Iglesia Catedral, donde permanecemos hasta el presente.

Hay muchos hechos relevantes de nuestra historia, que se va tejiendo en el entramado de cada día, viviendo en la Casa del Señor, con perspectiva de eternidad.

Se puede ingresar a la Iglesia y participar de la liturgia que se celebra y al partir, llevarse la certeza de que un puñado de monjas, seguirán elevando sus plegarias al Señor, porque, por gracia de Él, tantas hermanas permanecieron fieles a Dios durante 407 años, por la inspiración de doña Leonor de Tejeda”.

Sor María Nora Díaz Cornejo O.P.

Para conocer más sobre el convento:

Sitio web: http://sorleonordesantamaria.com/

Página institucional de Facebook: Sor Leonor de Santa María O.P @sorleonorok

Twitter: @SorLeonorok

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *